lunes, 17 de octubre de 2011

Que el poder lo tenga el hincha...



Por Lucas Bendayan 

Se acercan las elecciones de la Asociación del Futbol Argentino todos los seguidores de este deporte nos preguntamos si verdaderamente se elige a una persona o esta ya esta elegida de antemano.

Rondaba el mes de Abril del año 1979, precisamente el día 8, cuando Julio Humberto Grondona asumía como presidente de la Afa. Para ese entonces, la Argentina había conseguido el titulo mundial el año anterior, y llegaba una nueva cara al frente de este deporte.
Al día de hoy, 32 años después de que suba por primera vez al poder, lo seguimos teniendo ahí, como si fuera una estatua inamovible, como el sol de todas las mañanas, buscando su noveno mandato al frente de este organismo que se extenderá hasta el 25 de octubre del 2015.
Podemos hablar de 9 técnicos diferentes que tuvo la selección mayor a lo largo de este tiempo. Podemos hablar del mundial en México 86, y de las dos olimpiadas conseguidas y dos copas América. Pero…¿Como se elige al presidente?¿Quienes son los que votan?¿A quieres representan los votantes?...Preguntas…la respuesta es simple y sencilla. Se juntan determinadas autoridades de los diferentes clubes que conforman el “Comité Ejecutivo de la Afa” y mediante sus notas firmadas y “por votación” queda elegido el presidente. ¿Y cuantos se postulan? Uno solo, él.

Yo me pregunto: ¿No tendríamos que ser nosotros, los socios de los clubes, los que dejan la vida por ir ver a su equipo, los que todos los meses abonamos determinada cuota para poder ir a la cancha, los que gritamos, los que alentamos, los que decidamos quienes nos representan hacia el exterior? ¿Por qué no puede haber un sistema plural, diverso y democrático, en donde se elija un día en donde todos nosotros vallamos a la puerta de donde cada hincha sea socio, entremos a un cuarto oscuro, y coloquemos la boleta que mas creamos mas pertinente para el futuro de nuestro futbol? TODOS.
Somos socio para eso, no solo para ir a la cancha, sino también, para aportar a esa institución que tanto queres para que siga creciendo y que día tras día sea un poquito más grande. Desde que uno nace, que va con el padre de la mano, hasta que llega a ser vitalicio, “pasan los años, pasan los jugadores”, pero el hincha sigue ahí, del otro lado del alambrado,  no importa quien este, lo importante son los colores.

Pero lamentablemente, continuamos así. Cuatro años más para Humbertito al frente del poder y yo, sigo esperando que nos juntemos todos, los amantes de este tan hermoso deporte, y que reclamemos justicia porque ya es hora de que este sistema cambie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada